• + 34 914574779
  • info@salyven.net

Breve Historia

LA VILLA DE MADRID

Tuvo su origen en los tiempos del emir musulmán Mohamed I (852-886), que mandó construir una fortaleza en la orilla izquierda del río Manzanares. Alfonso VI la conquistó en 1.083. Felipe II traladó la Corte a Madrid, en 1.561, y a partir de entonces la villa fué transformandose bajo el impulso de los monarcas de la Casa de los Austrias. Felipe III y Felipe IV tendrán la misión de ensancharla y embellecerla, para lo que contaron con la magía arquitectonica de Juan Gómez de Mora. En el siglo XVII, se construyó una muralla para dar cobijo a los nuevos arrabales, cuyo trazado coincidiría con las actuales rondas de Segovia, Toledo y Valencia.

Fué un Borbón, Carlos III, quién la modernizó en el siglo XVIII. Se trazaron las grandes arterias de la ciudad, como el paseo de Castellana, el de Recoletos, el del Prado y el de las Acacias. En el siglo XIX estuvo marcado por la Guerra de la Independencia-fusilamiento del 2 de Mayo-. Además, Jóse Bonaparte  acometió la reforma de la Puerta del Sol y sus alrededores. En el reinado de Isabel II cambió notablemente su urbanismo. A finales de siglo, se proyectó el ensanche de la ciudad.

A comienzos del siglo XX se abrió y urbanizó la Gran Via y, a mediados, se prolongó el paseo de la Castellana, donde modernas construcciones sustituyeron a antiguos palacetes. En ellas se instalaron las más importantes empresas del mundo financiero. Hoy es una ciudad cosmopolita, abierta, de intensa vida cultural y nocturna, y sede de una de las primeras pinacotecas clásicas del mundo, el Museo del Prado.